Estados Unidos es el país con más prisioneros en el mundo (Gráfica 1). En la última década ha encarcelado a una proporción más grande de su población que en cualquier otro momento de su historia. También es la nación con la mayor infraestructura de detención de inmigrantes del planeta: cada año pone tras las rejas a entre 380,000 y 442,000 migrantes, incluyendo residentes permanentes, desplazados solicitando refugio y víctimas del tráfico de personas.1

Leer más

Leer completo

Se sentía la tensión en el aire. Algo raro para una ciudad acostumbrada a la exhibición y al despliegue de poder. Había en las calles más personas que de costumbre; gente extraña, que no caminaba con el paso apresurado de los profesionistas y burócratas que generalmente recorren las principales avenidas. Se escuchaba ruido en las calles, pero también se sentía el silencio producto de la incertidumbre. La división entre simpatizantes y manifestantes se sobrepuso a la división racial que predomina en la ciudad, institucionalizada por las políticas urbanas de redlining de la década de los años treinta, por medio de las cuales las autoridades evitaron que grupos raciales “inarmónicos” y de color se establecieran en las áreas centrales, confinándolos a un cinturón externo de pobreza y marginalidad. La nueva división se articuló en relación con el nuevo presidente, pero no sólo en torno a él.

Leer más

Leer completo