“Au métro Sèvres-Babylone, j’ai vu un graffiti étrange: “Dieu a voulu des inégalités, pas des injustices”, disait l’inscription. Je me suis demandé qui était cette personne si bien informée des desseins de Dieu”.
―Michel Houellebecq

La incidencia del Estado en la vida privada de las personas es innegable. Sin embargo, en este sistema de poder participan también la Iglesia e intereses privados, produciendo mecanismos de control que reprimen la sexualidad y sus expresiones. Aun cuando esta influencia no sea expresa o directa, al estar tan cercana a la práctica político-legislativa, quebranta el modelo del Estado laico, y excede los límites de la tolerancia de la sociedad en cuanto a quiénes pueden decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra sexualidad.

Leer más

Leer completo

Hay algo en lo que, probablemente, estemos de acuerdo quienes somos sensibles ante temas relacionados con justicia, discriminación, desigualdad, derechos humanos u otras problemáticas sociales que provocan opiniones polarizadas, y es en lo cansado que puede llegar a ser la defensa de causas que llevan siendo peleadas varias décadas y que, aunque parecieran un asunto de sentido común, resulta que hay quien rechaza la sensatez y se planta en la postura contraria —sea por necio, por ignorante o, de plano, por obtuso.

Leer más

Leer completo