Un chiste popular entre algunas de las ciencias “exactas” más prestigiosas, como la física o la química, para burlarse de la economía dice lo siguiente: “Están un físico, un químico y un economista atrapados en una isla desierta, no cuentan con herramientas, pero tienen una lata de comida. El físico y el químico intentan encontrar una forma ingeniosa de abrirla, en ese momento el economista interrumpe y dice: asumamos que tenemos un abrelatas”.

Leer más

Leer completo