Esta semana ha comenzado en Ottawa la tercera ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en un entorno de relativa calma, después de las incendiarias declaraciones realizadas por el presidente Trump en las que amenazó con la retirada unilateral del tratado dado que era el “peor acuerdo comercial de la historia”. Pese a la alarma suscitada, el denostado show político liderado por la administración americana ha divergido diametralmente del tono y estilo cooperativo con el que han discurrido los dos primeros encuentros en Washington D.C y en México D.F. Este clima más proclive al entendimiento se debe en buena parte a la exquisita diplomacia y estrategia que ha liderado México, con el fin de encauzar el diálogo de forma fructífera para la puesta al día del tratado que se firmó hace 23 años y, que, obviamente, resulta obsoleto en numerosos aspectos comerciales y económicos.

Leer más

Leer completo

La decisión del Banco de México (Banxico) de aumentar en 50 puntos base la tasa de interés, pasando de 4.75% a 5.25%, no es sorpresiva debido a la volatilidad que el tipo de cambio ha tenido desde lo sucedido en las elecciones de Estados Unidos y la posibilidad del traspaso a precios (inflación). De acuerdo a la junta de gobierno de Banxico, las razones detrás del alza son la tendencia de la inflación –también a la alza, aunque todavía de forma moderada (ligeramente por arriba del 3%)– y tratar de mantener el orden en el mercado; sin embargo, la medida resulta inesperada por su magnitud.

Leer más

Leer completo

agosto 25, 2016

Reescribir las reglas de la esfera económica. Entrevista con Joseph Stiglitz


Ana Gabriela González | Diego Castañeda: Siempre ha señalado el papel de la voluntad y negociación políticas en la implementación de políticas públicas económicas, y, en su raíz, los problemas de desigualdad parecen problemas políticos. ¿Por qué cree que el aumento de la desigualdad no se ha convertido, por lo menos por el momento, en un problema político relevante en países en desarrollo, como México, a diferencia de lo que se ve en Estados Unidos o Europa?

Joseph Stiglitz: Creo que son dos las razones. En primer lugar, en Europa y Estados Unidos ha habido un incremento gigante de la desigualdad, mientras que en algunos países latinoamericanos en realidad ha disminuido. No en niveles demasiado altos, pero ha disminuido. El cambio es dramático en Estados Unidos. No es sólo una cuestión de desigualdad, sino que en realidad a las clases medias les está yendo verdaderamente mal. El sueldo promedio de un trabajador de tiempo completo es menor que el que se percibía hace cuarenta años. La realidad es que nuestro sistema económico no ha podido apoyar a la mayoría de las personas.
Otro elemento clave a considerar es que la prensa de varios países latinoamericanos está dominada por el poder. Y, por tanto, suena lógico que las publicaciones no cubran el tema de la desigualdad como pasó, por ejemplo, con el New York Times, que publicó una serie larga de reportajes llamada “The Great Divide” (La gran división) en la que se mostró lo que sucedía en los Estados Unidos. Esto ayudó a que muchos estadounidenses estuvieran más enterados de qué es a lo que se enfrentan.

Leer más

Leer completo